Descubrimos un nuevo mundo en las galletas:  la galleta de Tina & Tin, una “galleta musical”. Lo que no sabemos es si con las prisas del desayuno y la preparación de los niños para el colegio, los padres se podrán parar a leer con su smartphone el código QR que viene con estos dulces matinales.

La galleta permite acceder a la aplicación Tina & Tin para smartphones a través de un código BIDI con más de 1600 canciones gratuitas disponibles para iPhone, iPad, Android y Blackberry.

El proyecto de la aplicación de canciones personalizadas Tina & Tin comenzó en febrero de 2012, con la unión de Vanatur, Music Hit Factory y Goyo Feo. A través de las redes sociales, especialmente Facebook,  consiguieron llegar a su público objetivo: madres hispanohablantes a las que les podía interesar una canción personalizada para sus hijos , creando “Tengo una canción para ti”.

Tras programar también aplicaciones para facebook, con las que la cifra de fans aumentó notablemente, el proyecto se volvió dulce literalmente. En Abril la Confitería Holguera, de Tomás Holguera y Marisol López, comienza a fabricar las primeras galletas con música. Con ellas, se podía acceder directamente a la aplicación Tina & Tin a través de un código QR impreso.

Y por fin a finales de mayo, se empiezan a comercializar los primeros packs de dos galletas Tina & Tin, una con el código BIDI y la otra con el logo.

La aplicación, que se ofrece en versión de pago y gratuita para iPhone/iPadAndroid y BlackBerry, tal vez  es mejor dejarla para la merienda, donde los niños están más tranquilos y sin las prisas de la mañana, no sea que se nos atraganten al tratar de cantar y comer a la vez.

 

Vía: AECOOLHUNTING

Cumpleaños feliz al Cd. El 1 de Octubre de 1982 sale al mercado el primer disco compacto comercial: 52nd Street de Billy Joel, presentado en Japón, aunque la invención del cd se realizó mucho antes con la grabación de Eine Alpensinfonie de Richard Strauss.

Sacamos del olvido a los antecesores del cd, los sistemas analógicos: desde los discos LP (long playing) de finales de 1940, que podían grabar hasta 74 minutos de música, los discos de vinilo, hasta llegar al famoso cassete, creado por Philips a principios de la década de 1960 que se hizo popular sobre todo, al ser utilizado para oír música en el automóvil.

Pero el cd no le pisó terreno al cassete hasta finales de 1980. Los altos precios de los reproductores hicieron que su expansión fuese más lenta, por ejemplo, el reproductor Sony CDP-101 se vendió en 1982 por unos 730 dólares en Japón.

Pobre CD, no sabía que estaba también destinado a morir frente al archivo digital: mp3, el Ipod de Apple, Spotify, la Biblioteca digital en la nube, música en streaming…

“¿Para esto hemos quedado? le preguntaría un anciano cd a un dvd renqueante. Sí, para almacenar datos hijo, para almacenar datos y poco más”

Según Mark Katz, profesor de Música en la Universidad de Carolina del Norte en Estados Unidos y autor de Capturing Sound: How Technology Has Changed Music  (Capturando el sonido: Cómo la tecnología cambió la música) cambiar formatos tiene mayor impacto en la forma en que las personas escuchan, consumen y esparcen la música, pero también tiene un impacto en el lado creativo.

¿Ventajas? Muchas. Los músicos ya no necesitan esperar hasta que un álbum se termine para lanzar las pistas; pueden venderlas por unidades. La longitud de una canción no es un problema, sólo el tamaño del archivo. Los oyentes tienen más flexibilidad que antes y optan por descargar canciones en lugar de álbumes. Inconvenientes, las tiendas de música llevan años desapareciendo poco a poco.

Aún así, Katz no piensa que los CDs y el almacenamiento físico de música desaparecerán para siempre:

“A las personas les gustan las cosas tangibles y formar relaciones significativas con objetos que pueden sostener y mirar; más que cadenas de unos y ceros. Eso explica porqué las ventas de vinilo suben, a menudo entre hipsters jóvenes que no estaban vivos cuando el vinilo era el medio dominante”

El cd reposa todavía en nuestras estanterías, aburrido ¿bajará por fin de las nubes o tendrá que subir a la nube definitivamente?

A elección de sus dueños lo dejamos. ¡Feliz cumpleaños cd!

 

Vía: ALTI40; MEXICO.CNN

Enseñando imágenes de la oficina, de los programadores trabajando en sus teclados, así comienza el vídeo promocional que Kim Dotcom, creador de Megaupload ha colgado en Youtube. Se trata de Megabox, un servicio gratuito de música, que está vez se asegura de no saltarse ninguna normativa legal.

Con rápidos zooms nos van enseñando todas sus aplicaciones, desde la interfaz a su funcionamiento interno.

Entre sus funciones destaca la capacidad de almacenamiento ilimitado y su reproductor de canciones on-line. Según algunas webs de tecnología el código de programación parece ser superior al de Facebook.

Dotcom explica: “Esto es lo que ellos no quieren que tengas. Artistas y fans sin cadenas. Megabox viene pronto”.

Y es que los artistas tendrán la capacidad de venta directa de sus creaciones quedándose con el 90% de las ganancias. Los usuarios descargan y los músicos cobran.

Tras la ilegalización de Megaupload, muchos artistas cercanos a Dotcom le ofrecieron apoyo en el nuevo proyecto que se iba a poner en marcha pero para salvar problemas, esta vez de forma completamente legal.

Adelante vídeo:

 

 

Vía: PERIODISMOENLINEA

 

La música a través del espejo

26 septiembre, 2012

Imagínate un soporte que guarde tu música para siempre, por el resto de la eternidad.

¿Te acuerdas de los vinilos o los casettes? Incluso los CDs se te van borrando de la memoria desde que nacieron los MP3 y MP4. ¿Cuáles serán los nuevos soportes digitales?

Hitachi parece que ha creado uno de ellos:  láminas de cristal que almacenan los datos para siempre. Hechas de cuarzo, soportan temperaturas y condiciones extremas manteniendo intacta su estructura.

Kazuyoshi Torii, investigador de la compañía explica:

“El volumen de datos que se crean cada día está a punto de estallar, pero en términos de mantener estos para las generaciones posteriores, no ha mejorado desde los días en que las cosas se inscribían en las piedras. La posibilidad de perder información realmente puede haber aumentado. La vida de los medios digitales disponibles en la actualidad, caso de CDs o discos duros, se limita a unas pocas décadas o un siglo como máximo

Torii recuerda además el problema que tienen los usuarios para recuperar información digital grabada en antiguos soportes.

Los datos binarios de éstas láminas, almacenados mediante la creación de puntos (voxels) se pueden leer con un microscopio óptico. Después, sólo se necesita un equipo que pueda decodificar el sistema binario.

Con un chip resistente a productos químicos, altas temperaturas y al agua, tienen capacidad de almacenar en sus cuatro capas hasta 40 megabytes por pulgada cuadrada. Aunque por ahora no están disponibles en el mercado.

Dos centímetros cuadrados y dos milímetros de espesor. Igual en un futuro cercano sólo necesitaremos repetir una frase delante del cristal: “Espejo, espejito mágico ¿qué escucho hoy?”

 

Vía: ALTI040

Muchos músicos echan de menos más bibliotecas especializadas como lo es la L’ESMUCBiblioteca de La Escuela Superior de Música de Cataluña.

En sus profundidades nos encontramos con miles de documentos relacionados con el mundo musical: libros, revistas, partituras y una gran documentación sonora y audiovisual. Desde su web nos ofrecen un amplio catálogo que el visitante puede ojear.

Josep Borrás, Director del centro, entrevistado en el programa Catalunya Música, nos cuenta que la Biblioteca es un punto de encuentro y reunión de todos los miembros de la escuela, tanto profesores como alumnos, donde comparten su afición y mejoran sus habilidades.

¿Cómo son sus trabajadores? Desde luego, destacan por tener también conocimientos musicales para poder catalogar y seleccionar el material que llega hasta sus manos y entender mejor a sus usuarios.

Dentro del equipamiento informático, el centro cuenta con software musical  para edición de partituras y secuenciadores. Además, entre otras labores, organiza exposiciones documentales con los fondos bibliográficos donados por conocidos compositores e intérpretes o envía los proyectos de final de carrera de los alumnos de la escuela a  RECERCAT, una web donde se pueden consultar cientos de documentos de investigación.

Montserrat Urpí, responsable de la Biblioteca recuerda “Muchos de los estudiantes de Conservatorio que en su día no tuvimos en nuestro centro una biblioteca en donde pudiéramos localizar aquellos materiales que ayudaran a nuestros estudios, ahora valoramos la importancia de estas para la formación del músico”

¿Qué otras bibliotecas especializadas conoces?

 

Vía: PAPELESDEMUSICA