“Siempre quise tener una guitarra de 3.000 dólares como las que hubiera tocado Jerry García”. De este sueño de Scott Summit ha nacido la primera guitarra acústica impresa en tres dimensiones.

Summit, diseñador industrial, trabaja diseñando prótesis ortopédicas en su compañía Bespoke. Todas son personalizadas con la impresión 3D, que está siendo un nuevo método para fabricar objetos o prototipos de forma más rápida y barata.

Así, Summit le dedicó un verano  a crear su gran sueño desde niño. Por esas edades intentó construirse su propia guitarra mezclando madera y otros materiales que no llegó a buen puerto, pero la verdadera obra de arte llegó muchos años después, con la ayuda de la empresa 3D Systems: una guitarra acústica que según afirma, suena bien.

Este diseñador industrial pretende que este prototipo no sea el único (existen guitarras eléctricas impresas en 3D también) e ir perfeccionando el diseño para mejorar la tonalidad y ponerla a gusto del usuario con más graves o más agudos según se requiera. Eso sí, el precio de la guitarra está en unos 3000 dólares.

¿En qué podrá ayudar esta tecnología a la industria musical del futuro? Estaremos atentos por si acaso.

 

Vía: ALT1040